Que la deuda no te espante

3 “Espantasustos” para sobrevivir a la deuda antes de que la contrates.

Foto por Kenny Eliason en Unsplash

En México en 5 de cada 10 hogares, por lo menos una persona tiene una deuda en créditos, según datos de Inegi.

La deuda no debe ser sinónimo de historias de terror, por eso, ahora que es Día de Muertos y pasó Halloween, es el momento ideal para pensar cómo alejar los potenciales espantos del financiamiento.

Espantasustos 1. Conoce lo que cuesta el crédito
¿Por qué debemos fijarnos en los costos que salen de estos financiamientos? Porque podríamos estar usando ese dinero en algo más eficiente. (En vez de pagar intereses de hasta 90 por ciento al banco, podrías comprar un boleto de avión a ese lugar que quieres conocer o pagarle a tu prima lo que le debes).
El crédito es un dinero que obtenemos de forma adelantada para hacer uso de él antes de que lo tengamos y por eso implica intereses.
Pero no todos los créditos son iguales, unos son más caros que otros.
¿Cómo nos damos cuenta de cuáles son los costos de un financiamiento? Necesitamos conocer el CAT, Costo Anual Total, y comparar antes de contratar.

Espantasustos 2. Compara tres opciones antes de firmar
No importa si es tarjeta de crédito, préstamo personal o uno de nómina, todos tienen un CAT que muestra el costo total del crédito. Lo mejor que puedes hacer es comparar 3 productos iguales antes de decidir qué contratar.

Espantasustos 3. Integra el costo en tu presupuesto
Si vas a contratar un financiamiento integra la mensualidad del mismo en tu presupuesto para que te asegures de que podrás pagarlo. Integrarlo como un gasto te permitirá contabilizarlo y que evites intereses por no pagar lo acordado, por un lado, pero también sacarle el mejor jugo a ese dinero prestado.

¿Y si ya caí en la historia de terror?
Si ya te metiste en líos, haz un plan de ataque urgente. Revisa cómo pagar los créditos que son más caros (regresa al tema del CAT) y evita gastos indispensables para echarle todas las ganas al pago de tu deuda.
Si de plano no ves la salida, puedes buscar una deuda para pagar otra siempre y cuando sea más barata y hagas todos los pasos anteriores, sobre todo, el Espantasustos 3 que te permitirá asegurarte de que este sí lo puedas pagar.


Que la deuda no te espante was originally published in Uellbee on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.