[C] 4 lecciones de dinero para familias monoparentales

image
Crecí en una casa solo con mi madre y sus tres hijos. Mi madre nos sacó adelante a los tres mientras estudiaba su maestría y trabajaba a tiempo completo. En nuestro hogar monoparental, las finanzas eran entre un espectro y un hecho de la vida. Para mí estaba muy claro que no teníamos mucho dinero, pero tampoco nunca nos quedamos sin él. Así que aprendí algunas lecciones sobre dinero. Cuanto mayor me hago y cuanto más me involucro en el mundo de las finanzas personales, más me doy cuenta de que haber sido criada por una madre soltera y trabajadora, impactó profundamente la forma cómo administro el dinero ahora. Ver a mi madre lidiar con las finanzas como lo hace un padre o madre solteros, le dio forma a mi manera de pensar, hábitos y emociones en torno a lo económico.

Mi relación de infancia con el dinero

El dinero nunca abundaba en casa cuando era niña. Buscábamos ofertas y promociones cuando podíamos, mi madre supervisaba muy de cerca el uso del agua y era estricta con apagar las luces y los televisores cuando no estaban en uso. Mis hermanos y yo calificamos a subsidios alimenticios en el colegio, y nuestros closets estaban llenos de cosas de segunda mano. También hubo vacaciones, cenas para ocasiones especiales y un viaje a Disney World. Toqué la flauta durante cuatro años y siempre tuve grandes fiestas de cumpleaños. Nunca, nunca me sentí privada o en desventaja. Pero aún así, mi familia operaba con una mentalidad de escasez. Una mentalidad de escasez es la creencia de que nunca habrá suficiente de algo. Cuando mi madre en el centro comercial me decía que no podíamos llevar comida de marcas populares, o cuando no podíamos pagar ropa de marca me preocupaba de que esa visión de escasez acabara con todo. La mentalidad de escasez se me inculcó desde una edad temprana, y todavía estoy trabajando para deshacerme de ella. Gracias a las lecciones sobre dinero de mi madre nunca nos quedamos sin dinero, pero a menudo me preocupaba porque parecía que caminábamos por una delgada línea financiera como familia y que otros podían notarlo.

Finanzas monoparentales: lecciones sobre dinero de mi madre

Crecer coqueteando entre la bancarrota y la comodidad financiera me dejó algunas lecciones sobre dinero tangible que aún hoy llevo conmigo.

1. Las marcas conocidas no son necesariamente mejores

Sigo respetando la firme creencia de mi madre sobre los productos sin marca. En el supermercado, nunca compro alimentos de marca. Si observas las etiquetas de información nutricional y la lista de ingredientes, a menudo son casi idénticas que las de productos de marca libre. De hecho, podrías ahorrar hasta el 15 o 30% solo por comprar alimentos de marca desconocida. Es una realidad que la calidad de las marcas blancas no necesariamente es inferior. Incluso, en ciertos casos la relación costo-beneficio es muy superior a las de las marcas más reconocidas. Ahorrarás dinero y lo único que realmente perderás es la sensación de estar a la moda ¡que de todos modos no es lo que te comes! Por lo tanto ¡no gastes más solo por el envase!

2. Una mentalidad de escasez es limitante

Ser consciente de tu dinero es algo bueno. Pero tener miedo de tu dinero no lo es. Tenía miedo al dinero cuando era niña. Sentía que no podía entenderlo ni controlarlo y que no era para mí. “Las creencias y actitudes sobre el dinero a menudo se forman en la infancia y, por lo general, no se examinan”, dice Natasha Knox, planificadora financiera certificada y terapeuta financiera. “No son inherentemente buenos o malos, pero pueden causar estragos en nuestras finanzas cuando permanecen inconscientes”. Para mí, la ansiedad por el dinero provenía de una profunda inseguridad porque sentía que nunca habría suficiente para todo. Operar desde un lugar de miedo es limitante. No tomes riesgos y no te esfuerces de más. Simplemente acepta tu situación actual y no temas perder lo que tienes ahora. Muchos caen en un patrón de comportamiento a partir del sentimiento de “no es suficiente” que probablemente vivieron en la infancia. Knox dice que este sentimiento “puede llevar a las personas a no hacer lo financieramente apropiado, como saldar tarjetas de crédito en su totalidad, a pesar de que tienen suficiente dinero en efectivo para hacerlo”. Tener el efectivo en la cuenta bancaria nos hace sentir más seguros a todos. “La escasez también puede manifestarse en no pedir un aumento o cobrar menos por los servicios; y se convierte en un problema cuando continúas viviendo inconscientemente con esas creencias en situaciones donde ya no aplican”, agrega. Entonces, ¿cómo se combaten estas inseguridades financieras? “El primer paso es desarrollar la conciencia de nuestras creencias y de dónde vienen”, aconseja Knox, “y luego comenzar el proceso de formación de patrones de pensamiento nuevos y más saludables en torno al dinero”. Donde una vez le temías al dinero cuando eras niño, como yo, considera la situación de tus finanzas personales actual y en qué se diferencia.

6 formas de ganar dinero extra como padre o madre solteros

Aquí tienes 6 formas sencillas de ganar un dinero extra para llegar a fin de mes.
  1. Niñera o cuidado de mascotas: Si de todos modos estás en casa con tu hijo ¿por qué no cuidar uno adicional (o uno peludo) junto con un poco de dinero adicional? 
  2. Trueque: No hay vergüenza en el arte del trueque. Si eres hábil haciendo arreglos en la casa y alguien que conoces es experto en todo lo relacionado con los automóviles, considera un intercambio en lugar de gastar dinero. Además, ¡es sustentable! ¡Nunca lo sabes hasta qué preguntas!
  3. Vender cosas: Usa tu criterio aquí, pero recuerda que lo que no le sirve a alguien es el tesoro de otro. Además ¡es una excelente manera de ordenar! Facebook Marketplace es un recurso increíble para deshacerse de las cosas que ya no necesitas, o como toda la vida, instalando una venta de garaje.
  4. Fiverr, Freelancer o Upwork: Necesitarás más tiempo libre para esto, pero si lo tienes, ¡aprovéchalo! Acá podrás ofrecerte para realizar alguna labor específica (un gig) o incluso trabajar como asistente personal. Es una excelente manera de monetizar tu tiempo libre.
  5. Encuestas en línea: No hay nada más fácil que esto. Aunque no te harás rico rápidamente, puedes realizar las encuestas desde la comodidad de tu hogar mientras te relajas en el sofá. 
Vende tus habilidades: ¿Eres un buen escritor? ¿Un gran transcriptor? ¿Tienes cabeza para los números? Publicítate  en Facebook o en LinkedIn. Definitivamente, si eres bueno en algo, nunca lo hagas gratis.

3. Una fuente de ingresos solo llega hasta cierto punto

Mantener a cuatro personas con un solo ingreso requiere algunas habilidades avanzadas en finanzas personales. Como madre soltera, mi madre no tenía tiempo para ‘segundos trabajos’, así que optamos por una vida modesta para hacer que el dinero se estirara. Hoy tengo varias fuentes de ingresos, resultado del aprendizaje de ver  cómo mi madre administraba las finanzas. Sé lo difícil que es que las cosas funcionen. 

4. Busca un buen trato

Soy fan de la negociación. He negociado con mi proveedor de internet, con mi agencia de seguros del carro y con todos los proveedores que he tenido. Crecer con una madre soltera que buscaba ofertas continuamente me dejó una profunda impronta. Casi todo es negociable, todo lo que tienes que hacer es preguntar.

Un pensamiento final sobre las finanzas monoparentales

Crecer con una madre soltera me hizo muy consciente de las finanzas a una edad temprana. Hoy, estoy impresionada con lo que mi madre logró hacer con el dinero que tenía. También estoy muy agradecida por aprender sobre el dinero tan joven. He estado ahorrando durante años y ahora me encuentro cómoda con mi estilo de vida y mis hábitos de dinero. Por ahora, si eres mujeres, quiero dejarte este curso de finanzas personales totalmente gratuito: https://www.sdmujer.gov.co/cursos/curso-virtual-formacion-en-educacion-financiera_