7 datos que debes conocer de tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es muy útil, solo hay que saberla usar para que funcione como una ventaja a tus finanzas.

Photo by Avery Evans on Unsplash

Todos estamos o hemos estado endeudados en tarjeta de crédito, la clave es aprovechar el crédito sin que este termine siendo un dolor de cabeza. Pero, como no siempre nos enseñaron a usar los plásticos, muchas veces pagamos muy caro lo que compramos.

¿Sabías que en México circulan más de 27 millones de tarjetas de crédito? Claro que muchos de estos plásticos corresponden a una misma persona, pues muchos mexicanos tenemos más de una tarjeta de crédito. Por cierto, las tarjetas de las departamentales cuentan como tarjetas de crédito.

Pensando en que todos los días se hacen miles de operaciones con tarjetas de crédito, desde cargos domiciliados como el pago mensual de un celular, hasta compras en línea por el Hot Sale o los pagos a meses sin intereses, creemos en Uellbee que necesitamos conocer más a fondo cómo funcionan estos productos financieros.

Por ejemplo, si conoces cuál es tu fecha de corte y la de pago puedes tener hasta 50 días de un financiamiento sin costo. Sigue leyendo para que veas cómo es esto posible…

Te compartimos 7 conceptos que debes conocer de tus plásticos:

  1. La tarjeta de crédito. Lo más importante es entender cómo funciona este producto financiero y lo que debes saber es que NO es un dinero adicional o extra a lo que ganas, es una forma de financiarte a máximo 50 días, por lo que es una deuda.
  2. El CAT o Costo Anual Total. Este es un indicador que existe en México para poder comprar los créditos. Implica el costo total del financiamiento. En el caso de la tarjeta de crédito incluye la tasa de interés y las comisiones adicionales.
  3. La línea de crédito. Es el monto máximo que el banco establece que puedes gastar en tu tarjeta de crédito; el el tope máximo de tu financiamiento. Algunos de los elementos que se toman en cuenta para establecer cuánto te puede prestar el banco en la tarjeta son: tu ingreso, otras deudas que tengas con otras instituciones financieras y qué tan buen pagador o pagadora has sido antes. Se puede pedir una ampliación de la línea de crédito cuando tienes incremento en tus ingresos, pero debes hacerlo con cuidado de que sea un monto que puedas pagar cada mes para no pagar intereses y que la deuda se vuelva impagable.
  4. La fecha de corte. Este es el día del mes en el que el banco cierra la cuenta con los gastos que realizaste en los últimos 30 días. Después de la fecha de corte tienes 20 días para pagar. Esto es lo que debes saber para lograr un financiamiento a 50 días, pues si compras algo, por ejemplo, una lavadora de ropa de 9 mil pesos, el día después de tu fecha de corte, entonces tienes 50 días para pagar esos 9 mil pesos: los 30 entre la compra y el siguiente corte, más los 20 días entre la fecha de corte y la de pago.
  5. La fecha de pago. Un día al mes, que no es siempre el mismo, tienes que pagar lo que firmaste. Ten presente esta fecha, revísala en tu estado de cuenta y recuerda que cambia según si cae en día hábil o no, por lo que en algunos meses deberás pagar un par de días antes.
  6. El pago mínimo. Todos los meses en tu estado de cuenta llega esta información y esta cantidad es el mínimo que debes de pagar de todo lo que compraste en el mes. El pago mínimo es un porcentaje mínimo del total de tu deuda, más las cuotas pendientes. El monto depende del gasto que realizaste. Pagar esta cantidad te mantiene al corriente, permite que el banco o la institución financiera no inhabilite tu plástico, y no afectas tu historial crediticio en el Buró de Crédito. Pero, si solo pagas el mínimo tendrás problemas de liquidez pronto.
  7. El pago para no generar intereses. Este monto será diferente al mínimo porque incluye todo cargo y hará que tu deuda no crezca. Esta es la opción que en principio debes optar por pagar cada mes. Por cierto, a veces esto no empata con el saldo total que se debe en la tarjeta porque puedes tener cargos a meses sin intereses que irás pagando poco a poco. Lo bueno de pagar esta cantidad es que aprovechas el plástico como se debe y no pagas de más por tus compras.

Tips extras:

Más allá del plástico
Es importante que analices bien estos datos para que sepas manejar bien tu tarjeta de crédito. Quizá sea importante que te preguntes ¿cuántas tarjetas de crédito tienes?, y ¿en cuántas debes dinero porque no has pagado el total de tu deuda cuando debías? La respuesta te ayudará a establecer si estás muy endeudado o endeudada y si deberías quizá pensar en un plan de pagos para controlar mejor el dinero que sí tienes.

La regla 20–10
A veces necesitamos seguir algunos lineamientos que nos ayudan a manejar el crédito y ara esto existe esta regla. La regla de 20–10 te permitirá entender mejor cuánto crédito puedes tomar en tarjeta de crédito: la idea es que evites pedir más del 20% de tu ingreso neto anual en todos los préstamos (sin incluir las hipotecas) y que los pagos de estos préstamos no excedan el 10% de tu ingreso neto mensual.

No más de 2
Se recomienda en México que las personas no tengan más de dos plásticos para mantener el control no solo del gasto, también del nivel de endeudamiento, los intereses y los conceptos -como las fechas de corte y pago-. Con la tarjeta de crédito la planeación es clave y mantener dos tarjetas te permitirá planear.

Para que tengas una mejor relación con tu dinero, primero con tu tarjeta de crédito, regístrate en Uellbee y empieza a cambiar tus finanzas personales para que puedas lograr tus sueños.